Trayectos con encanto II: de Madrid a los Pueblos Negros de Guadalajara

Este domingo tenía pensado fotografiar los pueblos negros de Guadalajara para ilustrar una de las rutas del libro en el que estoy trabajando. Pero en vez de viajar solo, esta vez tuve la suerte contar con la compañía de Yago, el responsable de Touratech Madrid Store, que acudió a la cita con su chica y otros dos compañeros de ruta: José Manuel y Gurru.

La principal sorpresa que les tenía preparada era cruzar la conocida como “Muralla China” de Guadalajara, una revirada y empinada carretera que no aparecía ni en el GPS…

IMG_20140525_132544

Me resulta gracioso que el GPS no señalice la carretera pero sí se atreva a llamarla “Muralla China”

Para llegar hasta estos pueblos tan pintorescos obvié el camino más corto y rápido, por ser el más conocido y frecuentado, y decidí explorar una ruta mucho más divertida. La mayoría piensa que para llegar a Campillo de Ranas o Majaelrayo es necesario tomar la A2 y subir desde Guadalajara pasando por Humanes. Pero si queréis disfrutar de verdad, leed esta pequeña entrada y aprenderéis una ruta que no olvidaréis fácilmente.


Ver mapa más grande

Comos casi siempre ocurre, y por desgracia, necesitamos hacer unos cuantos kilómetros por autovías aburridas antes de llegar a las partes más interesantes de la ruta. En este caso, sin embargo, no es para tanto: tomamos la A1 y la abandonamos en la salida 60, dirección a El Berrueco.

Desde el mismo momento en que nos alejamos de la carretera de Burgos la ruta gana en atractivo a gran velocidad, ofreciéndonos los primeros paisajes de la sierra en su máximo esplendor. Y hablando de velocidad, cuidado con las parejas que acechan en las rotondas de las carretera secundarias más insospechadas y, con frecuencia, menos peligrosas.

Desde El Berrueco tomamos la M-127 en dirección a Cervera de Buitrago, atravesando para ello el Embalse de El Villar: primer punto donde recomiendo hacer una parada y admirar un entorno tan peculiar y tan distinto de la capital que hemos dejado atrás hace menos de una hora.

1PresaVillar2

Presas y embalses: amigos inseparables de los moteros

1PresaVillar

Cuesta creer que estemos tan cerca de la autovía…

Antes de llegar a Cervera de Buitrago nos dirigimos a Robledillo de la Jara, y justo antes de entrar al pueblo (en concreto, al lado del cartel de bienvenida), sale una carreterita que asciende hacia la derecha en dirección a Puebla de la Sierra. Allí nos dirigimos, avisando de antemano que el firme de este tramo es el peor que encontraremos en toda la ruta.

La calle del Cementerio y la calle de la Cruz (así aparecen en Googlemaps) son ambas la misma cosa: un carretera estrecha, a veces dando la sensación de ser una pista mal asfaltada, que nos lleva hasta Puebla de la Sierra por mitad del monte alternando pinares, cortados y riscos. Ojo con las piñas que pueden encontrarse en el suelo, porque es fácil pisarlas y resbalar (por algo se dice cuando uno se cae que “se ha dado una piña”, digo yo…).

Cruzado el río Riato y superado el pequeño barranco que ha formado a lo largo de los siglos, encontramos a la derecha un terreno despejado que nos permite aparcar las motos, apagar el motor y disfrutar del silencio de una de las zonas más despobladas de España, respirando aire puro y oliendo, ahora que es primavera, un anticipo de lo que será, en breve, las hierbas aromáticas de La Alcarria.

2Puebla3

Las afiladas pizarras ya anuncian el material utilizado en los Pueblos Negros

2Puebla2

¡Aquí pastan los caballos…

2Puebla1

… y aquí posan los jinetes!

Pasado Puebla de la Sierra, el siguiente punto de interés es uno de los puertos más altos de la sierra pobre de Madrid: el Puerto de la Puebla. Desde allí surgen muchas rutas de senderismo y unas impresionantes vistas de toda la Sierra de Guadarrama.

3Puertolapuebla

El trazado de la carretera que sube hasta el puerto es impresionante

Yago

Yago fotografía la sierra de Guadarrama y yo, que soy más vago, lo fotografío a él…

Y de un puerto de montaña precioso, salimos disparados al siguiente, que tampoco es feo, y además está cerca. Se trata del puerto de la Hiruela.

4Hiruela

José Manuel realiza sus gestiones con el teléfono móvil conectado al intercomunicador y yo, como buen voyeur, aprovecho para retratarlo con esas nubes tan dramáticas, que amenazaron con lluvia pero no cumplieron su palabra

Poco después de pasar el pueblo de La Hiruela, nos desviamos un poco de la ruta para acercarnos a Cardoso de la Sierra, donde tomamos un refresco, acudimos al servicio y disfrutamos del pequeño y revirado tramo que lleva hasta este minúsculo pueblo, donde nace el río Jarama, muy cerca del Hayedo de Montejo.

Volviendo a la ruta programada, enfilamos el último tramo que nos separa de la tan deseada “Muralla China”. Para ello es necesario aproximarse a Corralejo, y desde allí tomar la carretera que lleva hasta Campillo de Ranas (se pasa por la derecha, dejando el pueblo a la izquierda, sin necesidad de entrar en él).

Es necesario insistir en que los GPS no suelen encontrar esta carretera, por lo que lo mejor es seguir las indicaciones que os doy: llegar hasta Corralejo y tomar el camino que sale a la derecha hacia Campillo de las Ranas. Si tenéis la suerte de ver a algún lugareño, no dudéis en preguntarle.

5miel

Escondidas entre los árboles es posible apreciar las tradicionales colmenas

6muralla

¡Allí está!

La “Muralla China” parece una carretera de otro tiempo, aislada de cualquier núcleo de población, mimetizada con el terreno, casi esculpida en las paredes rocosas del barranco que forma el río Jaramillo justo antes de desembocar en el Jarama. Incluso el puente que cruza el río está construido con pizarra, para asombro de todos los que circulamos por él por primera vez, como era nuestro caso.

6muralla3

¡Aquí empieza la diversión!

6muralla5

Los buitres esperan que nos quedemos sin gasolina…

6muralla7

A veces, la carretera es lo de menos

6muralla8

José Manuel disfrutando como un enano

6muralla9

“Desnivel no apto para principiantes”

He de reconocer que esta carretera tan original nos gustó tanto que la recorrimos varias veces, aprovechando para grabar vídeos y tomar fotografías a diestro y siniestro. Al fin y al cabo, ¡habíamos salido en busca de ella!

A partir de ahí, nos deslizamos suavemente hasta Campillo de Ranas, el primero de los Pueblos Negros que visitamos. Allí dimos buena cuenta de un suculento menú en el Restaurante Aldea Tejera Negra, donde nos trataron de maravilla.

Después de comer continuamos por la zona, visitando puntos de interés como la Ermita de los Enebrales o Valverde de los Arroyos (con su impresionante carretera de acceso), e incluso nos quedamos sin gasolina… pero eso es otra historia, que seguramente aparecerá en el libro “Moteando Guadalajara”, si es que algún día soy capaz de terminarlo.

Para acabar esta segunda entrega de trayectos con encanto, os dejo algunas fotos de lo que vino después.

7campillo2

Iglesia de Campillo de Ranas, conocido como el “pueblo de las bodas gays”, por el afán de su Alcalde de “casar más gente que el párroco”

8Enebrales2

Ermita de los Enebrales, con su puerta siempre abierta desde hace siglos

10trigo2

La impresionante campiña de Guadalajara, cerca de Humanes

grupo

“Alguien tenía que tirar la foto…”

 

Share

10 Comments

  1. Pingback: Muralla China

    • Pues la cosa se complica, porque escribiendo el libro apenas tengo tiempo para plantear más rutas. Aunque podría aprovechar para terminar otra entrega de la de Mallorca, o la ruta del Jamón, que la tengo hecha y falta escribirla. Ya veremos… ¡pero gracias por los ánimos!

  2. Increíble ruta y relato, tan bien explicada que acabo de llegar de hacerla, para la próxima me apunto con vosotros para compartirla con alguien, que hoy solo no ha estado mal, pero es diferente. Un abrazo.

    • Pues muchas gracias! Me alegro de que las explicaciones hayan sido de utilidad. La ruta estuvo bien, y la compañía mejor. A la próxima, espero que te apuntes!

  3. Muy buen relato, por suerte conozco esa ruta, aunque hay algún pequeño pueblo que me falta por visitar, pero que no se dejara en el olvido. Las he recorrido en todas las épocas del año y para mi en primavera que tuve la suerte de hacer el año pasado, fue un despilfarro de colores que emborrachaba. Muy buen trabajo, no dejes de hacerlo que a muchos nos ayuda y de paso tu no te lo pasas mal. Un saludo

    • No lo paso mal en absoluto, José. En absoluto… 😉
      ¡Gracias por los ánimos y espero que sigamos emborrachándonos de buenas rutas!

  4. He hecho esa misma ruta hace una semana con una dificultad añadida. Vivo en Murcia y, por tanto, he tenido que ir hasta Guadalajara (421 kms.). Tengo una Burgmann 650 que se ha comportado de manera excepcional. La ruta es preciosa y la recomiendo. Y si la hacéis con tiempo suficiente y queréis hacer noche, yo me alojé en La posada de Tamajón que es una pasada. Eso sí, llenad el depósito antes de hacer la ruta porque no hay gasolineras desde cerca de Cogolludo. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *