Sector oriental de la Sierra de Gredos

El 15 de diciembre de 2013 fue la fecha elegida por los chicos de Touratech Store Madrid para llevar a acabo su Madrid Short Way Travel, la primera de las (esperemos) múltiples actividades sociales que Touratech España quiere realizar a través de su delegación en la capital. Para ellos constituye una actividad promocional muy importante y para los moteros un aliciente para disfrutar de parte de nuestra geografía y conocernos un poco más los unos a los otros.

Datos de interés

Distancia
412 kilómetros
Tiempo transcurrido
9:21:55
Tiempo en movimiento
5:45:28
Tiempo detenido
3:36:27
Velocidad media
44 km/h
Altura mínima
409 metros
Altura máxima
1577 metros


Ver mapa más grande

El mapa muestra la ruta de ida desde Madrid hasta Pedro Bernardo. Los datos de interés más arriba señalados se han extraído de mi archivo GPS, que incluye la vuelta hasta madrid. Podéis descargar el track de esta Ruta pulsando con el botón derecho del ratón y “guardando el enlace” en vuestro disco duro.

Los preparativos

A las nueve de la mañana nos dimos cita 25 moteros en la tienda de Touratech Store Madrid, calle Ancora nº23.

tienda

Vuelven los moteros madrileños a congratularse por la reciente apertura de la tienda de este fabricante especializado en accesorios de moto, un sitio céntrico donde poder pedir y colocar los cientos de elementos que hacen únicas nuestras monturas, a la par que más seguras, versátiles o estéticamente llamativas.

Una vez hechas las presentaciones por Yago, el responsable de la tienda, y abonados los pertinentes 20€ que costaba el evento (incluyendo un más que digno almuerzo en Pedro Bernardo), salimos disparados tomando la m-40 dirección Brunete.

La mayoría de los motoristas que se apuntaron eran propietarios de Maxitrails, principalmente BMWs, aunque también había de otras marcas (Triumph y KTM entre otras). Un chico joven vino con su Triumph Bonneville, pero debido a su inexperiencia (era la primera vez que hacía una ruta larga) acabó abandonando al grupo al poco de salir. Esta decisión es de agradecer, no tanto por evitar retrasos al grupo, como por garantizar la seguridad del propio motorista: si tu nivel de conducción no te permite seguir el ritmo medio de la ruta, puedes acabar presionándote más allá de lo deseable, lo que puede producir un accidente de consecuencias fatales.

La ruta

Pasado Brunete dejamos la carretera M-501 tomando el desvío hacia Quijorna. Aquí empieza la ruta a volverse interesante, pues las primeras curvas y lo solitario del paisaje anticipan lo que estaba por venir, aunque unas pocas zonas de umbría dieron algún que otro susto a los que iban despistados.

Desde Quijorna fuimos hasta el famoso puerto de la Cruz Verde, habiendo atravesado Navalagamella, Fresnedillas de la Oliva y Robledo de Chavela. En este célebre punto de reunión de los moteros de la zona aprovechamos para tomar un café bien caliente.

Cruz verde 1

Parece que se están regalando trajes BMW Rallye 3…

Cruz verde 2

Siempre es bueno repasar las instrucciones a la hora de viajar en grupos grandes

Cruz verde 3

Yago llega un poco tarde porque ha estado ocupándose del chico que abandonó la ruta

Cruz verde

La cosa empieza a animarse

Nos dirigimos desde la Cruz Verde a Robleredondo y Santa María de la Alameda por la calle Alondra, y desde allí seguimos en ruta hacia las Navas del Marqués por la CL-505, población que debe su nombre al marqués Don Pedro de Dávila y Zúñiga, que allá por el 1540 mandó construir el Castillo-Palacio de Magalia, una espléndida muestra de fortaleza palaciega renacentista cuya silueta se advierte desde lejos.

En Navalperal de Pinares tomamos un desvío que nos llevará hasta El Hoyo de Pinares y Cebreros por la sugerente Av-502. Desde allí y por la M-501 (que se transformará en la C-501 una vez que dejemos la Comunidad de Madrid) atravesaremos Sotillo de la Adrada, La Adrada, Piedralaves y Casavieja.

En Casavieja ya somos conscientes de que el entorno que nos rodea reviste especial atractivo. No en vano, estamos en pleno Valle del Tiétar. Desde esta bella localidad de sugerente nombre sale la Av-901 que lleva hasta Mijares por uno de los tramos más impresionantes de la ruta. Se trata de una carretera estrecha abrazada por altos pinos que a veces parecen cubrirla por completo. Desde la misma puede divisarse todo el valle como si estuviéramos rodando por un alargado mirador natural. Dejando a un lado lo peligrosas que resultan algunas piñas que están en la carretera, se trata sin duda de un tramo de los que te dan ganas de recorrer varias veces.

El nombre de Mijares está indisolublemente unido a su famoso puerto de montaña, conocido por muchos moteros de la región y recomendación obligada para todo aquél que no lo conozca. Yo he tenido la suerte de pasear por este puerto en diversas ocasiones, una de ellas en primavera, donde luce un colorido muy distinto al otoñal (o casi invernal) que pudimos disfrutar. Podéis apreciar las diferencias si visitáis una de mis rutas anteriores.

A mediados de diciembre el Puerto de Mijares nos ha ofrecido un aspecto menos hospitalario, con temperaturas bajas y algunas que otras muestras de las primeras nevadas. Pero como viajábamos protegidos no tuvimos inconveniente en hacer una parada para disfrutar de la naturaleza y respirar ese aire tan puro que tanta falta hace en las grandes ciudades.

mijares4

No es el frío el que empaña el objetivo de la cámara, sino un filtro fotográfico, pero ¿a que le aporta carácter a la escena?

mijares3

La realidad es que, a pesar del frío, hizo un día despejado y soleado

mijares2

“Bravía” en primer término, y detrás la nueva BMW 1200GS LC de mi amigo Alberto, que la llevaba de estreno

1463874_10202643433956245_1136529652_n

¡Y qué estreno!

mijares1

Las vistas son impresionantes

Mijares

Poca nieve, pero la justa para que la imagen luzca más pintoresca

mijares5

Las paradas se aprovechan para comentar la ruta

Nada más montarnos en las motos e iniciar el descenso del Puerto de Mijares en dirección a Villanueva de Ávila, pasamos junto a una zona de umbría que me obligó a detenerme a echar unas fotos. Los cinco minutos de frío al quitarte los guantes para disparar compensan cuando vuelves a casa y contemplas esta maravilla:

tempanos

La foto es curiosa, pero en vivo es mucho más impresionante

tempanos1

Esos chupones de hielo pueden ser peligrosos cuando se rompen y caen a la carretera

tempanos3

Yago y su pareja tuvieron el detalle de fotografiarme junto a esta gélida formación natural

La bajada del Puerto de Mijares es impresionante. Como me había retrasado echando fotos tuve que bajar muy rápido y no pude tomar instantáneas del mismo, pero os animo a que os hagáis una idea viendo las fotos de la ruta anterior a la que he hecho referencia.

Antes de llegar a Burgohondo tomamos la Av-913 en dirección a Serranillos, cuyo puerto de montaña constituía otro de los puntos clave de la ruta. Por desgracia íbamos tarde para llegar puntuales al almuerzo, así que apenas hubo una breve parada en el Puerto de Serranillos. Y en mi caso, que venía en cola, ni siquiera para echar una foto. Es una lástima, porque conozco otros puertos de la zona (el más famoso de ellos, el del Pico, es sensacional), pero el de Serranillos no, y me pareció muy bonito. Me hubiera gustado tener algo de tiempo para contemplarlo con detenimiento, pero ésta es una de las consecuencias de hacer una ruta con un grupo grande: casi siempre vas tarde y no puedes pararte cada dos por tres.

Desde las altas cumbres que rodean Serranillos descendemos hasta Pedro Bernardo por la Av-922. Habíamos llegado a tiempo al destino, y ya sólo nos restaba disfrutar de una merecida comida en el Hostal el Cerro.

Pedro Bernardo es un atractivo pueblo que parece enganchado en la montaña, ofreciendo espectaculares vistas del Valle del Tiétar.

parking

¡Había tantas motos que teníamos que aparcarlas así!

comida

El mejor momento de estas rutas multitudinarias: ¡la comida!

El menú incluía sopa castellana, patatas revolconas y entrecot de ternera, más los pertinentes vino y gaseosa y postres con el café. Todo correcto y a gusto de todos, sobre todo el salón comedor, muy amplio y con grandes cristaleras que ofrecían impresionantes vistas al campo y dejaban que el sol bañara la estancia y calentara nuestros entumecidos cuerpos.

Dado la hora a la que terminamos de comer y los kilómetros que nos quedaban hasta Madrid, la organización del evento decidió suprimir la visita al Puerto del Pico y hacer una vuelta más directa por la CL-501. Se acababa así la ruta entre risas y anécdotas, chistes y cotilleos sobre ciertas celebridades del mundo motero.

Por encima de la belleza de la ruta, sobre todo para los que no conozcan la parte más oriental de la Sierra de Gredos, creo que esta primera ruta Short Way Travel de Touratech Madrid Store ha supuesto un paso importante para cohesionar a los moteros de Madrid y alrededores, que hemos disfrutado de un valioso domingo para conocernos, reconocernos, y darnos cuenta de lo necesarias que son estas actividades en grupo. Si el espíritu motero es un espíritu gregario, qué mejor forma que potenciarlo a través de estas quedadas de domingo, que aunque sean pocas o esporádicas se recuerdan para siempre.

Gracias pues a Yago y a Touratech Store Madrid por darnos una excusa más para arrancar nuestras motos del garaje y seguir sintiéndonos jóvenes un día más.

mijares6

¡Esperamos la siguiente!

Si os ha gustado la entrada, ¡compartidla! 😉

Share

4 Comments

  1. Pingback: Touratech Madrid Short Way Travel

  2. Muchas gracias por tu fantástico relato de la salida. Espero tener la suerte de poder contar con vuestra asistencia la próxima vez.

    Un saludo

  3. Pingback: Serranía de Cuenca: II Touratech Madrid Short Way Travel | MOTEANDO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *